imagen de la noticia

Trabajadores de la Red del SENAME piden al Ministerio de Salud ser incorporados en el proceso de vacunación contra el SARS-CoV-2


Por Javier Cabrera
27 de enero de 2021

Tras una consulta interna dentro de SINTRASUB, el Directorio Nacional ofició el pasado martes 26 de enero de 2021 a la Subsecretaría de Salud, para que, en el marco del proceso de vacunación, los trabajadores y trabajadoras de la niñez, sean considerados como prioritarios para la FASE 1c, calificados como Personal Crítico.

Cerca de 16 mil trabajadores y trabajadoras de los Organismos Colaboradores del Servicio Nacional de Menores, que atienden a más de 200 mil niños, niñas y jóvenes exigen ser incorporados en el proceso de vacunación, al igual que los trabajadores de Residencias, quienes fueron los únicos considerados dentro de la Primera Fase 1b.

En palabras de la presidenta del Sindicato de trabajadores Subcontratados del SENAME, Violeta Oyarce, hay un segmento importante de trabajadores y trabajadoras de la red privada del SENAME, en lo particular, de quienes ejecutan programas ligados a Justicia Juvenil, Programas de Protección Ambulatoria y de Adopción que no se encuentran categorizados como prioritarios. Estamos hablando de Asistentes Sociales, Educadores, Tutores, Psicólogo, Técnicos en Rehabilitación, Abogados, Secretarios, Estafetas, Conductores, Profesores, Terapeutas Ocupacionales, entre otros, quienes cumplen una labor esencial, realizada día a día y sin interrupción.

Dicho trabajo, se enmarca en un ejercicio que contempla vínculo terapéutico y trabajo directo, tanto con los niños, niñas y jóvenes como con sus adultos significativos. Se trabaja con la vida humana, con la niñez más castigada de nuestro país. Ello conlleva la concurrencia al domicilio familiar, visitas domiciliares semanales, traslados, entrevistas en profundidad con el grupo familiar, entrevistas en contexto de crisis (violencia intra familiar, abuso sexual, violaciones, consumo de sustancias ilícitas, intoxicaciones, accidentes, entre otras acciones). Muchas de ellas superan con creces la hora de atención. Lo cual ha llevado a un sin número de exposiciones, incertidumbres, contactos estrechos y contagios. A la fecha, los equipos se encuentran trabajando en modalidad presencial o mixta (trabajo directo con las familias y niñez), por lo que los contactos estrechos, fundamentalmente en los domicilios familiares son de carácter permanente.

Lamentablemente estamos frente a un Servicio estatal que sólo parece preocuparle las Residencias, sobre todo las de administración directa, dejando en un absoluto segundo plano a los cientos de programas carácter ambulatorio repartidos a nivel nacional. Ello se ha traducido, en el contexto socio sanitario que vivimos, en un sin número de irregularidades, partiendo por la falta de protocolos claros por parte de SENAME y los Organismos Colaboradores, carencia de elementos de protección y falta de recursos económicos para garantizar la seguridad de trabajadores/as y niñez, nos comenta Violeta.

Es así como solicitan ser considerados como prioritarios para la FASE 1c, considerada como Personal Crítico (funcionarios que desarrollan labores necesarias para mantener el funcionamiento básico de la institución correspondiente y aquella que labora directamente en atención de público, en funciones de asistencia social o de apoyo directo a la ciudadanía), según el Comité Asesor en Vacunas y Estrategias de Inmunización CAVEI, a propósito de la realidad laboral y la exposición no voluntaria al virus, sobre todo en contexto laboral, de forma periódica, que ponen en riesgo la salud de los trabajadores y trabajadoras, pero también el acompañamiento y riesgo sanitario para la niñez vulnerada en sus derechos.

contacto@sintrasub-sename.cl



Síguenos en :